Baño, almuerzo… y otro baño en el Chiringuito Tropical

Foto de Ramón Pérez Niz

Ayer sábado el día estaba nublado y el viento soplaba con intensidad, pero ya habíamos quedado con la familia para disfrutar de un día completo en el Chiringuito Tropical, que se encuentra en el Paseo Marítimo de Playa Blanca, junto al Hotel Royal Mónica. Ahí es donde debemos aparcar los coches y es la dirección que tenemos que buscar en google maps para llegar sin problemas.

Foto de Ramón Pérez Niz

Grata sorpresa, en la playa que se encuentra debajo del chiringuito el viento desapareció. Como la marea estaba llena disfrutamos de un buen baño refrescante mientras iban llegando los comensales.

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Teníamos la mesa reservada así que en un instante nos pusieron unas cañas fresquitas. Para almorzar elegimos el menú especial de Lanzarote3.com, menos los jóvenes.

Foto de Ramón Pérez Niz

Empezamos con un riquísimo salmorejo de tomates de Tinajo.

Foto de Ramón Pérez Niz

Carlos pidió el sándwich chiringuito…

Foto de Ramón Pérez Niz

… y Hugo hamburguesa de angus.

Foto de Ramón Pérez Niz

Mientras ellos daban buena cuenta a nosotros nos ponían las sabrosas sardinas de La Tiñosa.

Foto de Ramón Pérez Niz

Y después, las zamburiñas con mojo verde y alioli marino.

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Finalizamos con la abundante paella de marisco, que tenemos que dejar reposar unos minutos.

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Los niños volvieron a la playa y nosotros continuamos tranquilos porque los tenemos a la vista.

Foto de Ramón Pérez Niz

Gran ambiente.

Foto de Ramón Pérez Niz

Terminando de preparar el postre: sorbete de aloe.

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Y después del café nos pusieron la ginebra de aloe vera de Lanzarote, la PitaGin.

Foto de Ramón Pérez Niz

Foto de Ramón Pérez Niz

Regresamos a la playa para acabar el día fresquitos. Como la marea dejó al descubierto las piedras hay que ponerse los escarpines para no resbalar.

Foto de Ramón Pérez Niz

Nos despedimos cuando estaban preparando las mesas para otra edición de las Cenas de una noche de verano del chef Joao Faraco. Gran día familiar, hay que repetir.

Entrada publicada el 12 de agosto de 2018