La presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

“Ama, ríe, vive”

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

En el valle del Palomo, un profundo barranco situado al norte del pueblo de Mala, se construyó en la década de los setenta del pasado siglo una presa cuya finalidad era “ofrecer una alternativa ante una avería de la desalinizadora, que en aquel momento sólo abastecía a Arrecife, y una reserva para el abastecimiento y el riego… Este proyecto inicial fue reformado ante la importancia cada vez mayor del turismo que demandaba más agua”. Más información sobre su construcción en el blog Rubicón.

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

A pesar de que ha pasado tiempo de las últimas lluvias todavía queda bastante agua embalsada.

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

Foto de Ramón Pérez Niz, la presa de Mala

La presa nunca se culminó debido a las pérdidas de agua por filtraciones y se encuentra en un estado de total abandono, lamentablemente, como otras muchas obras hidráulicas antiguas realizadas en la isla. Es una pena que no se pongan en uso para el riego y como reserva estratégica.

Foto de Ramón Pérez Niz, presa de Mala

El agua que se filtra desciende y se acumula debajo del barranco en un estanque que por lo menos es aprovechada por los agricultores de la zona para regar sus fincas.

Foto de Ramón Pérez Niz, presa de Mala

Entrada publicada el 30 de enero de 2016